SandersClinic.net - Bone Fractures & Treatment

Fracturas de Hueso
La vulnerabilidad de 1-4 de un individuo para fracturarse un hueso varía durante el curso de su vida. Los hombres son más vulnerables hasta la edad de 45, y las mujeres después de eso como resultado de cambios hormonales y el riesgo de osteoporosis. Los huesos consisten de células de hueso, proteínas y minerales como el calcio.

La presión repentina que empuja a un hueso hacia afuera de su "sitio" en la coyuntura resulta en una dislocación. Una fractura ocurre cuando el hueso se quiebra. La severidad de un hueso quebrado puede variar y debe siempre ser evaluado por un médico. Las quebraduras son generalmente clasificadas como "cerradas" o "simples" - significando que la piel no está rota, o "abierta" o "compuesta", cuando la piel es perforada y una herida abierta es susceptible de infección. Las fracturas, que dejan el hueso en varios fragmentos quebrados, así como aquellas que involucran una coyuntura, son a veces llamadas fracturas "complejas". Pueden ser abiertas o cerradas. Cuando estas involucran la coyuntura, son referidas como fracturas intra-articulares. Estas fracturas requieren reparación precisa, usualmente con platos y tornillos.

Los huesos sanan mucho más rápido en los niños que en los adultos. El tiempo más largo de sanación se da entre los mayores. Aunque, algunos huesos sanan más rápido que otros no importando la edad. Una fractura del brazo superior o húmero puede sanar sin eventualidades en varias semanas, mientras una fractura en el antebrazo se toma más tiempo. El fémur, o hueso del muslo, es el hueso más largo y más fuerte en el cuerpo y difícil de quebrar sin trauma mayor. La parte inferior del radio, que consta de la parte superior de la muñeca, es la más frecuentemente fracturada, porque es muchas veces utilizada para soportar o detener una caída repentina.

Cambio de Tratamiento de Fractura de Hueso
El tratamiento de fractura de hueso ha cambiado dramáticamente a través de los años y hoy ofrece muchos mejores resultados que aquellos tratamientos antes aceptados. La práctica común de colocar yeso en la extremidad completa e inmovilizar por largos períodos de tiempo se encontró causa debilidad permanente y rigidez de las coyunturas, ambos arriba y abajo del área afectada. Hoy, se colocan tirante removibles en el área afectada solo cuando un hueso está quebrado y solo hasta que se repare adecuadamente por si mismo. Este método aísla la fractura sin embargo permite a los pacientes continuar con total movimiento de la extremidad, lo cual mantiene las coyunturas fuertes y elimina el riesgo de rigidez. Muchas fracturas no requieren de yeso u otro instrumento estabilizador en lo absoluto, dado que muchos huesos se reparan por si mismos mucho más rápido - particularmente cuando la extremidad continúa moviéndose libremente y mantiene su fuerza. Los niños pequeños con fracturas de hueso largo raramente pueden colaborar con las órdenes del doctor por actividad limitada y les ponen moldes de yeso o fibra de vidrio. De forma distinta, los adultos, ellos no desarrollan regularmente rigidez de la coyuntura si son inmovilizados, y sus coyunturas y músculos se mantienen mucho más dóciles y flexibles.

Muchas veces una simple fractura puede ser tratada con hielo, elevación, tirantes y medicamentos contra el dolor. Muchas de estas simples fracturas pueden empeorar si se ponen en un molde y se inmovilizan.

A menos que una quebradura severa en un adulto requiera cirugía para estabilización con platos y tornillos o varillas, un poca más de un tirante funcional es recomendado. Las fracturas del mango del hueso del muslo son mejor tratadas con varillas. Fracturas que involucran coyunturas regularmente requieren tornillos - con o sin platos. Fracturas del brazo pueden ser muchas veces tratadas con tirantes funcionales. Fracturas del codo, si son serias, requieren platos y tornillos. Después que un adulto tiene cirugía en un hueso o coyuntura fracturada, es mandatario un tratamiento funcional inmediato, incluyendo ejercicios de rango de moción.

A veces las fracturas no sanan en un tiempo regular. Cuando esto ocurre, la fractura es descrita como unión retrasada o desunión. Generalmente, un tratamiento quirúrgico es necesario para estas fracturas. El rango de moción y rehabilitación funcional siguen inmediatamente después. El molde solo contribuye al atrofiamiento y rigidez por el desuso.

Cuando un hueso sana chueco, existe casi siempre una deshabilidad cosmética y funcional. Esta condición es llamada una mal unión. Las mal uniones son tratadas cortando el hueso y reparándolo en su anatómica posición. Este procedimiento es llamado osteotomía. Después de cortar el hueso, es estabilizado con equipo ortopédico. Luego será seguido por un tratamiento funcional inmediato tal como con las desuniones.

Este entendimiento sobre los efectos de inmovilización prolongada e innecesaria de coyunturas y grupos musculares aledaños alrededor de una fractura soporta el punto medular de la filosofía del tratamiento en la Clínica Sanders - el cuerpo debe seguir en movimiento. El Dr. Sanders aplica los mismos principios utilizados al tratar lesiones de deporte y de tipo ocupacional hasta fracturas de hueso. Un rápido regreso a la actividad requiere de un tratamiento adecuado, ejercicio, dieta y nutrición. La nutrición es extremadamente importante en los casos de fracturas. Si un paciente no está positivo en nitrógeno y territorio calórico - requiere energía y amino ácidos básicos (esencial para la combinación de proteína), el cuerpo no puede responder apropiadamente a sanar una fractura.

La movilidad es esencial para poder mantener la fuerza en las coyunturas, tendones y músculos aledaños - asegurando una moción y función normal de la extremidad lesionada.

La Clave de Vivir Saludablemente para Sanar
Los pacientes son instruidos sobre los requerimientos nutricionales que los huesos necesitan para sanar, incluyendo un adecuado consumo de calorías para tener suficiente energía y vitaminas para el fortalecimiento de los huesos y coyunturas. El consumo de tabaco es fuertemente no recomendado porque reduce la cantidad de oxígeno en la sangre. El oxigeno adecuado es esencial para la sanación correcta de los huesos quebrados.

Los pacientes no son recomendados a "no usar la extremidad" por ningún período de tiempo, pero sí se dan instrucciones del cuidado que deben tener para asegurar una sanación adecuada del hueso mientras se mantiene la fuerza en la extremidad. Y también es desarrollado un programa de ejercicio individual para el paciente y considerando continuo hasta que la extremidad esté completamente recuperada.